Espacios narrativos CYL

Lugares literarios de Castilla y León

La ciudad del Gran Rey

  • Año: 2006
  • Espacio real: Burgos
  • Espacio imaginario: Purgatorio

  • Autor
  • Esquivias, Óscar


  • Textos representativos

    TEXTO 1:

    “[...] aunque de casería similar al de Burgos, no es la gloriosa ciudad castellana sino territorio ajeno y hostil, probablemente el Purgatorio o sus aledaños, donde rigen usos peculiares que solo el Rvdo. P. Don Cosme Herrera, una vez restablecido, podrá explicar” (12).

    TEXTO 2:

    “El Purgatorio tiene apariencia de montaña insular o, mejor, de inmenso volcán: un cono perfecto, majestuoso, con su cima truncada. Divídese en once terrazas anulares: las cuatro inferiores constituyen el llamado “Antepurgatorio” y las siete superiores están dedicadas a la expiación de los pecados capitales, uno por anillo” (24).

    TEXTO 3:

    […] piso ático de una finca de seis alturas, situado en la calle de Laín Calvo, con ventanas a esta vía y a su opuesta, la plaza del Huerto del Rey, y también al patio de luces que se abre sobre el llamado pasaje de la Flora, callejón público que atraviesa todo el edificio y sirve para el tránsito peatonal entre las vías de arriba mencionadas (denominamos las calles, pese a la evidente inexactitud, con los nombres burgaleses, ya que desconocemos los oficiales en este país) […] Se adivina que el piso ático lleva largo tiempo deshabitado pues todos sus enseres (aparadores, sillones, mesas, lámparas, etc.) se hallaban cubiertos por sábanas que acumulaban una densa capa de polvo; además, no se han encontrado alimentos frescos, los quesos de la despensa estaban totalmente cubiertos por el moho; una ristra de ajos, colgada en la cocina, hallábase seca y podrida, el azúcar y la sal aterronados y, en fin, no hay ningún signo de que se haya hecho vida en los últimos meses. (10).

    TEXTO 4:

    Esto era lo que más le desconcertaba. No podía concebir que en aquella recreación de pesadilla de Burgos sobresalieran aquí y allá elementos que tenían razones muy precisas y circunstanciales para estar en tal lugar. Como los citados cañones, inexistentes antes del 19 de julio. O los letreros de los comercios, algunos iluminados con modernos neones, que anunciaban los apellidos de sus dueños o casas comerciales – cuchillas Gilette, anís del Mono, Caja de Ahorros Municipal -, cuya existencia en el Purgatorio era, para el comandante, inexplicable. Su razón podía aceptar el Más Allá con el aspecto de una ciudad fantaseada, pero no con el de un lugar híbrido que reprodujera de forma tan concreta la realidad más menuda y vulgar. (107-08).

    TEXTO 5:

    Quizá, por eso, esta ciudad es un remedo de Burgos, porque nuestro Purgatorio ha de ser precisamente Burgos. El Purgatorio podría cobrar así tantas apariencias como pecadores lo visitaran: siempre estaría en él, pero cada uno en un lugar distinto, ¿me entienden? En el caso de Dante, sería una montaña toscana; en el nuestro, nuestra ciudad natal. (313).

     

Inicio | Buscador | Índice | Acceder

Aviso legal    © 2021  Tictac Soluciones Informáticas